Infantil Regional

lunes 9 de abril de 2018


7-4-2018. Madrugón de los chicos del CEI Toledo para viajar a medirse a Escuela Municipal Baloncesto La Solana en su casa.

Los toledanos, sabedores de lo difícil que iba a ser el encuentro, se empeñaron desde el principio en realizar un muy buen partido en ambos lados de la pista, con la certeza de que si así lo hacían, el efecto sobre el juego sería muy positivo.

 

Comenzó el primer cuarto, en el que los jugadores del CEI salieron a por todas, consiguiendo anotar un parcial de 2-7 favorable durante la primera mitad del mismo, fruto de una trabajada e intensa defensa y unos ataques en los que siempre encontraban una buena opción de anotar. A partir de ahí, el equipo local reaccionó, pero el conjunto toledano continuó desarrollando su juego, para finalizar este periodo 12-16, favorable al CEI.

Ya en el segundo cuarto, el equipo local continuó anotando durante un breve periodo de desacierto padecido por los chicos del CEI, de modo que alcanzaron el empate, en torno al minuto 6. Desde ese momento se produjo un intercambio de canastas por parte de ambos equipos, y ya cerca del final del cuarto, consiguió encadenar el CEI una anotación de 5 puntos, que los situaba por encima en el marcador al descanso. El tanteo: 22-25

 

Tras dicho descanso la consigna era clara: evitar recibir un parcial en contra, desde una defensa intensa. Y así se hizo. Se defendió sin importar los emparejamientos, realizando buenas ayudas y con un nivel de intensidad tal, que permitió a los toledanos encajar, hasta el minuto 8 del tercer cuarto, tan sólo 3 puntos, mientras que por su parte, anotaban 12 tantos. Estos puntos fueron claves para aguantar un nuevo envite de los locales, que se prolongaría hasta casi el final del partido. Este cuarto acabó 33-39.

En el último cuarto y producto de buenos ataques y mejores defensas, el equipo de La Solana iba consiguiendo reducir distancias poco a poco, desde la línea de personal. Empataron el partido tras un intervalo de tiempo en el que el CEI acusó un descenso en la anotación. Los toledanos se aferraban a lo defensivo, cuando un triple lanzado por un jugador local los situaba por debajo en el marcador: 46-43 a falta de dos minutos.

Un triple que cayó como un jarro de agua fría sobre los jugadores toledanos, que no dejaron de creer en sus posibilidades. Se rehicieron, empatando el partido, y a pesar de que a falta de poco más de un minuto, se volvían a adelantar los solaneros, llevaron a cabo unas muy buenas defensas y acertados ataques, cuyos efectos fueron decisivos: evitaron que los locales anotasen en los instantes finales, mientras que subían al marcador del CEI hasta 7 puntos, que supusieron un 48-53 favorable a los toledanos.

 

¡Estamos en construcción, disculpe las molestias!

.