EB Criptana 60 – CB CEI Toledo Blanco 41

miércoles 15 de mayo de 2019


Último partido de la temporada para nuestras chicas donde cayeron en los cuartos de final del campeonato regional contra un poderoso EB Criptana que se postula como ganador del campeonato regional. Si bien es cierto que el resultado parece muy claro a favor del EB Criptana no refleja lo vivido durante todo el encuentro donde nuestras chicas no perdieron la cara nunca y donde se dejaron la piel en cada jugada.

El partido comenzó con un EB Criptana que salió muy fuerte y muy acertado de cara al aro, no obstante, nuestras chicas poco a poco iban encontrando su juego y a pesar de ir abajo en el marcador recortaron distancias hasta un resultado de 18-13 en contra. El equipo rival, nutriéndose tan solo de una jugadora conseguía anotar, pero no se encontraban cómodas en el campo debido a la gran defensa de las nuestras que trabajaron muy bien en equipo saltando a las ayudas y no concediendo rebotes ofensivos a las rivales a pesar de la gran altura de éstas. La lucha de María Segovia en las acciones defensivas unidas al gran acierto en ataque de Helena y Elvira hizo que nuestras chicas siguieran luchando al inicio del segundo cuarto.

Este periodo siguió la tónica del anterior, no obstante, nuestras chicas perdonaban situaciones claras bajo el aro que el rival castigaba con canastas, este hecho fue el que declinó la balanza a favor del EB Criptana que marcaba distancias con un parcial de 15-8 favorable pero en el que nuestras chicas llegaron a estar a tan sólo tres de distancia (20-17).

El tercer periodo fue el más igualado del encuentro, nuestras chicas que ya arrastraban gran desgaste del partido final contra el CB Polígono seguían luchando cada acción y cada ataque, dejando este periodo en un apretado 11-9. El manejo del balón por parte de Elvira y Ana hizo que nuestras chicas pudieran jugar más ordenadas en ataque y con un gran juego colectivo generábamos canastas donde las cinco en pista tocaban el balón, algo que sólo el CEI Toledo ha hecho durante toda la competición. Además, la gran defensa de Carmela sobre la jugadora referente del rival hizo que no se encontrara cómoda en el campo por lo que el juego ofensivo del rival no era tan claro. También cabe destacar la gran defensa realizada por Paula en ayudas y su acierto en el tiro.

Así pues, el último cuarto se iniciaba con un resultado favorable al EB Criptana qué, a pesar de marcharse durante el encuentro en varias ocasiones de + 15 no terminaba de cerrar el partido, algo muy meritorio de cara a nuestras chicas que seguían dejándose la piel en la pista. Este periodo se caracterizó sobre todo por un pésimo arbitraje que ya estaba haciendo mella en nuestro juego, ya que cada vez que nuestro equipo se acercaba en el marcador, el arbitraje se declinaba a favor de las locales con faltas dudosas y un gran desajuste en lo que respecta al cómputo global de faltas en las que nuestras jugadoras doblaban en faltas (9 a favor por 16 en contra). Este hecho influyó negativamente en el resultado ya que este arbitraje casero nos hizo ir a remolque durante prácticamente todos los compases del encuentro, algo que podría perfectamente hacer que cualquier equipo se saliera del partido pero que no logró hacer con las nuestras que a pesar de tener todo en contra siguieron luchando hasta el pitido final.

No puedo pedir más a este grupo de niñas que no sólo han mostrado su compromiso y lucha durante todo el año y que además han dejado el palmarés muy alto, quedando subcampeonas provinciales y cayendo contra un gran rival en cuartos de final regionales. Además, han mostrado que son un equipo a pesar de ser su primer año juntas.

He tenido una suerte increíble de poder disfrutar de este equipo del que no me cabe duda seguirá dando grandes alegrías al club y del que puedo decir que es enorme no sólo a nivel de juego sino como personas. Su disposición a aprender y su alegría tanto fuera como dentro de la pista han sido claves para que hayamos funcionado tan bien durante toda la competición. Orgullosa de estas niñas que me han hecho seguir disfrutando de este deporte y de quienes yo como entrenadora también he aprendido. Por todo ello, mi gratitud infinita.

También dar las gracias a la afición, a las madres y padres que han apoyado al equipo durante toda la temporada, jugáramos en casa o fuera, siempre animando y dándonos fuerzas. También ha sido un placer poder compartir este año con todos vosotros.

¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!

SIEMPRE…1, 2, 3 CEI, CEI, CEI