FÁBRICA DE VALORES 29 – 51 JUNIOR ZONAL BLANCO

viernes 8 de enero de 2021


Quince días después de su último partido, los chicos del Junior Zonal Blanco, con las bajas por lesión de Rubén Gil y Marcos Revenga, se desplazaron hasta Mocejón con un objetivo claro: repetir victoria contra el equipo junior masculino de la Fábrica de Valores.

Los nuestros saltaron fríos a la cancha, con dificultades en el tiro y la defensa, permitiendo canastas solitarias al rival y fallando tiros sencillos. Pese a las dificultades iniciales, los nuestros reaccionaron en los tres últimos minutos gracias al movimiento de balón de Diego Madrigal y una gran mejora de la efectividad en el tiro, lo que los llevó a acabar el cuarto con un apretado 9-8 en el marcador.

Con el inicio del segundo cuarto, los chicos del CEI mantuvieron el arranque y el acierto de los últimos minutos del cuarto inicial. El hambre de canastas llevó a los nuestros a entrar una y otra vez al interior de la zona, consiguiendo que el equipo rival alcanzara las cinco faltas antes de cumplir cinco minutos de juego. La puesta en práctica de lo trabajado en los entrenamientos, unido al esfuerzo colectivo del equipo y la importante tasa de acierto de algunos de los nuestros como Pablo García y Diego Rodelgo, dejó a los locales sin opciones en un cuarto que los nuestros se llevaron por 7 a 12, dejando un 16-20 en el marcador.

Al contrario que dos semanas atrás, los nuestros no bajaron los brazos tras el descanso, manteniendo el nivel de ataque y defensa del periodo anterior. Pese al importante número de fallos en tiros libres, la buena defensa y la efectividad de tiro, con especial presencia del base Miguel García, siguió aumentando entre nuestros jugadores, que no perdonaron robos ni anotaciones, llevándose el cuarto por un 4-12 que dejó el marcador 20-32 a falta de los diez minutos finales.

Con un viento favorable para los chicos del CEI, nuestros jugadores no cayeron en actitudes triunfalistas prematuras y trabajaron incansables por aumentar la distancia que les separaba del rival en el último cuarto. A lo largo de los últimos diez minutos, los nuestros cedieron un poco en la defensa respecto a los cuartos anteriores, pero aumentaron el ritmo de ataque hasta acabar el encuentro llevándose el cuarto por 9 a 19, y el partido con un genial marcador 29-51.